MIAMI-NUEVA YORK

El Boeing 737 MAX vuelve a operar en un vuelo con pasajeros

El primer vuelo con pasajeros en Estados Unidos de un Boeing 737 MAX después de dos tragedias aéreas. (Foto: CNBC)
El primer vuelo con pasajeros en Estados Unidos de un Boeing 737 MAX después de dos tragedias aéreas. (Foto: CNBC)
Luz verde para noticia importante de transporte y turismo. El Boeing 737 MAX recibió autorización para operar en un vuelo con pasajeros entre Miami y Nueva York.


Primer vuelo con pasajeros en Estados Unidos de un Boeing 737 MAX desde que en marzo de 2019 las autoridades los prohibieran tras los dos grandes accidentes. Unirá Miami y Nueva York.

American Airlines, la compañía que opera el vuelo 737, asegura haber hecho todas las pruebas y comprobaciones necesarias para garantizar la seguridad del avión, tripulantes y pasajeros.

El vuelo tiene como destino el aeropuerto Laguardia de Nueva York y su salida, inicialmente prevista para las 09.04 (14.04 GMT), fue retrasada más de cuarenta minutos, según la información del Aeropuerto Internacional de Miami.

El canal local de televisión CBS dijo que la compañía ha informado previamente a los pasajeros del vuelo que la nave es un Boeing 737 MAX y ofrecido a quienes no estén dispuestos a hacer el viaje por ese motivo la posibilidad de cambiar a otro vuelo sin coste alguno u obtener cupones para viajar cuando quieran.

El Boeing 737 MAX es la cuarta generación de ese modelo de avión comercial. El primer vuelo se realizó en enero de 2016 y fue certificado por la Administración Federal Aérea (FAA) en marzo de 2017, año en que comenzó a prestar servicio.

Existen cuatro versiones de esta aeronave con capacidad para 138 a 204 pasajeros. La FAA dio luz verde a Boeing el 18 de noviembre pasado para que el 737 MAX volviera a volar con pasajeros, después de la prohibición de sus operaciones en 2019 tras dos accidentes de estas aeronaves que dejaron 346 muertos en Indonesia y Etiopía.

La investigación realizada a partir de entonces descubrió que, debido un fallo técnico, los sistemas de seguridad diseñados para evitar un ascenso demasiado rápido del avión se había comportado de manera indebida, causando descensos precipitados que no pudieron controlar los pilotos y que provocaron los accidentes fatales.

El primero de los siniestros, con 189 víctimas y cero sobrevivientes, ocurrió en octubre de 2018 en Indonesia, cuando un avión de la aerolínea Lion Air cayó al mar de Java.

El segundo, que propició la prohibición a las aerolíneas de seguir usando este modelo de aeronave, se produjo en marzo de 2019 en Etiopía. Un avión de Ethiopian Airlines se estrelló cerca de la población de Bishoftu y murieron las 157 personas que viajaban a bordo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS