CLIENTES NUEVOS

BBVA 5.961 millones, un 24,3% más, gracias a España y México

BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.961 millones de euros entre enero y septiembre. (Foto: BBVA)
BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.961 millones de euros entre enero y septiembre. (Foto: BBVA)
España contribuyó a la cuenta con 2.110 millones en beneficio atribuido, cifra que crece un 61,9% interanual, y el resultado de México se incrementó un 22,3%, hasta los 3.987 millones.
BBVA ha logrado un beneficio neto atribuido de 5.961 millones de euros en el periodo que abarca de enero a septiembre, lo que representa un incremento interanual del 24,3%.

Este aumento se ha visto impulsado en gran medida por el rendimiento en España y México, superando así las expectativas del consenso de analistas de Factset, que estimaba ganancias por valor de 5.988 millones.

Según la información proporcionada por el banco a la CNMV, el tercer trimestre en sí generó un beneficio de 2.083 millones, mostrando un aumento del 13,4%. Además, se logró elevar la rentabilidad sobre el patrimonio tangible (RoTE) al 17%, a pesar de destinar 215 millones al nuevo impuesto bancario.

En particular, España contribuyó a este resultado con un beneficio atribuido de 2.110 millones, lo que supone un incremento interanual del 61,9%. Mientras tanto, el beneficio obtenido en México aumentó un 22,3%, alcanzando los 3.987 millones. En Turquía, las ganancias pasaron de 333 a 367 millones.

Onur Genç, consejero delegado del grupo, enfatizó que son uno de los bancos más eficientes y rentables de Europa, destacando que han alcanzado un RoTE del 17%, gracias a sus ingresos recurrentes.

Los diferentes márgenes de la cuenta experimentaron avances notables. El margen de intereses aumentó un 29,4% hasta los 17.843 millones, impulsado por la mejora del diferencial de la clientela debido al aumento de las tasas de interés y el mayor volumen de crédito, especialmente destacando México, España y América del Sur.

La contribución de las comisiones avanzó un 13,6%, aportando 4.594 millones, excepto en España, que no mostró un desempeño tan favorable. La suma de ambas rúbricas resultó en un incremento del margen bruto del 21,1%, alcanzando los 22.104 millones.

En cuanto a los gastos de explotación, estos representaron 9.241 millones, experimentando un incremento del 18,1% debido a la inflación. Los saneamientos por deterioro de activos aumentaron un 34,6%, llegando a los 3.203 millones, principalmente debido a las necesidades de provisiones en América del Sur y México, en un contexto de tasas de interés más altas y un crecimiento en los segmentos más rentables.

La expansión de la cuenta se basa en la dinámica comercial. El banco adquirió 8,3 millones de nuevos clientes, de los cuales el 65% lo hizo a través de canales digitales.

En términos de negocio, la cartera de crédito aumentó un 8% en el último año. La financiación creció un 4,19%, especialmente impulsada por las tarjetas de crédito y los préstamos al consumo en México, Turquía y América del Sur, así como las hipotecas en México.

El volumen de recursos de clientes gestionados creció un 4,36%, con expansiones en depósitos y productos fuera de balance como fondos de inversión y pensiones.

En cuanto a las distintas geografías, en España, después de tributar 215 millones por el nuevo impuesto bancario impulsado por las tasas de interés que elevaron un 50,8% el margen de intereses, se obtuvo un beneficio de 2.110 millones, lo que representa un aumento del 61,9%.

Sin embargo, el negocio crediticio disminuyó un 1,8%, principalmente debido a la amortización anticipada de hipotecas para atenuar el impacto de las tasas en las cuotas de amortización.

El índice de eficiencia mejoró hasta el 39,4%, habiendo descendido en 695 puntos básicos en un año, y la morosidad se situó en el 4%.

En México, se obtuvo un beneficio de 3.987 millones, un 22,3% más, con aumentos del 23,3% en el margen de intereses. La cartera financiada se incrementó un 11,2%, y los recursos de clientes gestionados aumentaron un 11,7%, con la morosidad situada en el 2,6%.

La filial en Turquía generó un resultado de 367 millones en comparación con los 333 millones del año anterior, habiendo avanzado en la desdolarización del balance. La financiación en moneda local creció un 63,8%, mientras que la denominada en dólares aumentó solo un 5,3%.

Los depósitos de clientes en liras crecieron un 126,4%, y la morosidad se situó en el 3,8%. En América del Sur, el crédito creció un 10%, sumando 496 millones en beneficio, lo que representa un aumento del 20,5%.

En relación con la calidad del balance, el ratio CET1 fully loaded se situó en el 12,73%, superando su objetivo inicial de entre el 11,5% y el 12%.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS