El AVE llega a Galicia después de muchas promesas incumplidas

El AVE llega a Galicia después de muchas promesas incumplidas. (Foto: Wikimedia)
El AVE llega a Galicia después de muchas promesas incumplidas. (Foto: Wikimedia)
El Rey y el Presidente de Gobierno han inaugurado el 20 de diciembre la primera línea de alta velocidad entre Madrid y Ourense, luego de 20 años de obras.
Los viajes en el AVE de Madrid a Galicia son hoy una realidad. Después de al menos 20 años de obras, cuatro presidentes de gobierno y seis ministros, finalmente, se concretó la conexión para viajes comerciales, que ya se disfrutan desde el 21 del corriente.

En el viaje inaugural, que salió de la estación de Chamartín, estuvieron el rey Felipe VI y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, acompañados por Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, y Raquel Sánchez, ministra de Transporte.

Viajaron también María Luisa Domínguez, presidenta de Adif, Isaías Táboas, presidente de Renfe, Carlos de Palacio Oriol, presidente de Talgo, y Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, este último incorporado en Zamora. 

Quien a último minuto no se montó en el tren fue Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la comunidad autónoma de Castilla y León por haber adelantado las elecciones.
El recorrido desde la estación de Chamartín hasta Ourense, que salió a las 9:45 de Madrid, llegó a la nueva estación A Gudiña-Porta de Galicia a las 12:00, tras dos horas y 15 minutos de viaje.

Recorridos difíciles

El tramo inaugurado, de 119,4 kilómetros de nuevas vías (entre Pedralba de la Pradería, en Zamora, y Ourense), contiene 31 túneles y 30 km de viaductos debido a la compleja condición orográfica y geotécnica del terreno. 

En realidad, el primer tramo –de Pedralba a Taboadela–, que consta de 103,4 km, ha sido el más complicado desde el punto de vista técnico, de allí la cantidad de túneles y viaductos construidos.

El segundo tramo –de Taboadela a Ourense– tiene 16 km, y fue acondicionado para acoger los trenes de alta velocidad mientras continúa el diseño y la construcción de la variante exterior.

Inversión millonaria y ahorro en tiempo

Luego de años de obras, la inversión en el AVE para conectar Galicia a Madrid ha supuesto una cantidad de más de 10.060 millones de euros, pero los habitantes de toda Galicia se verán beneficiados con el importante impulso que supone esta nueva conexión.

Por otra parte, los ahorros en tiempo serán significativos. El AVE permitirá una reducción notable y quedarán de la siguiente manera los nuevos tiempos de viaje entre Madrid y las principales ciudades gallegas:
  • entre Ourense y Madrid serán 2 horas y 15 minutos de viaje;
  • entre Santiago y Madrid, 3 horas y 20 minutos;
  • entre Vigo y Madrid, 4 horas y 16 minutos;
  • entre Pontevedra y Madrid, 4 horas;
  • entre A Coruña y Madrid, 3 horas y 51 minutos;
  • entre Lugo y Madrid, 4 horas y 46 minutos.
Además, en 2022 entrarán en servicio los nuevos trenes de ancho variable, los de la serie 106 de Talgo (que se conocen como Avril), que permitirán aún más reducción del tiempo, pues alcanzarán velocidades de 330 km/h.

La intención es, por supuesto, reducir los tiempos de viaje en tren, pero también hacerlos competitivos con respecto a los aviones, y que los usuarios prefieran utilizar más este medio de transporte por sobre el aéreo.

Sin duda, y pese a todos los obstáculos y las demoras, el AVE es un gran progreso para la región gallega.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS