ODIOSO RACISMO

Ana Botín, Mark Zuckerberg y Thasunda Brown Duckett, conmovidos

El Banco Santander pide respeto hacia la diversidad. (Imagen: Twitter/@SantanderBankUS)
El Banco Santander pide respeto hacia la diversidad. (Imagen: Twitter/@SantanderBankUS)
Altos líderes empresariales se posicionan y alzan la voz contra el racismo en Estados Unidos. Los dirigentes de grandes firmas rechazan la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía.
Mark Mason, uno de los directivos afroamericanos con una trayectoria más sólida entre las empresas que cotizan en Wall Street, denunció la muerte del afroamericano George Floyd. Publicó un artículo en el blog del banco norteamericano, titulado No puedo respirar, la frase que repitió Floyd repetidamente antes de morir mientras le inmovilizaban.



La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, se pronunció en su cuenta de Twitter.

“Cuesta ver este vídeo de George Floyd bajo custodia. Pero citando a Ta Nehisi Coates [un escritor y periodista] debemos “ser ciudadanos conscientes de este mundo terrible y hermoso”. Sumó el mensaje con otro tuit de la cuenta de la división estadounidense del banco en el que se pide respeto hacia la diversidad.

Mark Zuckerberg subrayó que “el dolor de la semana pasada nos recuerda cuánto debe hacer nuestro país para darle a cada persona la libertad de vivir con dignidad y paz". Anunció una donación de 10 millones de dólares para grupos que “trabajan por la justicia racial”.

Thasunda Brown Duckett, directora general de banca de consumo en el banco JP Morgan Chase, se pronunció en LinkedIn. "Estamos en 2020 y ya es suficiente. No podemos mantenernos más tiempo en silencio”, indicó.

Robert Smith, fundador de la firma de capital riesgo Vista Equity, el asesinato de Floyd y otros recientes, como el disparo mortal de un expolicía sobre Ahmaud Arbery mientras hacía deporte, le retrotrajeron a un episodio de violencia racial de un ser querido: el homicidio por arma de fuego de su tío a manos de un trabajador blanco de una gasolinera.

En un comunicado a sus empleados, señaló que "esto fue hace casi 50 años, y el dolor aún persiste. Cuando veo la cara de George Floyd, Ahmaud Arbery o Christian Cooper, me veo a mí mismo como un joven; veo los rostros de mis hijos, y me recuerda las muchas veces en las que no he sido juzgado por mi valía sino por el color de mi piel".

Ken Frazier, presidente y director ejecutivo de la multinacional farmacéutica Merck, se pronunció en la CNBC. Apuntó que las protestas son la respuesta a la tardanza de las autoridades en actuar contra los responsables de la muerte de Floyd.

"Lo que la comunidad afroamericana ve en esa cinta es que este hombre afroamericano, que podría ser yo o cualquier otro hombre afroamericano, está siendo tratado como menos que un humano", afirmó Frazier



Octava noche de protestas

Nuevas protestas contra la brutalidad policial en Los Ángeles, Nueva York y Washington, desafiando los toques de queda.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ha agradecido a los manifestantes expresarse pacíficamente y ha dicho que está “orgulloso” de ellos. “Acepto nuestro derecho de hacer esto y me alegra que haya sido pacífico”, ha indicado, asegurando que quiere que sepan que puede escucharlos “alto y claro”.

Asimismo, ha agradecido a los agentes de Policía su trabajo y ha informado de que los episodios de saqueo están disminuyendo en la ciudad y de que se han solucionado con rapidez. Actualmente, hay desplegados en las calles de Los Ángeles efectivos de 1.000 militares de la Guardia Nacional.

En Nueva York, los manifestantes marcharon por Manhattan, Brooklyn y partes centrales de la ciudad. 750 detenciones .

Nueva York vivió durante la jornada del lunes momentos de gran tensión, con saqueos y propiedades vandalizadas, algo con lo que el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, ha justificado su decisión de adelantar tres horas respecto al lunes el comienzo del toque de queda. Además, estará vigente toda la semana.

En Washington, las protestas  se desarrollaron de manera pacífica. El toque de queda ha comenzado a las 19.00 horas (hora local), pero los manifestantes han permanecido en las calles a pesar de la orden.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha confirmado que 1.600 militares en servicio activo se han trasladado desde Fort Bragg y Fort Drum hasta el área de Washington para colaborar con las autoridades, en caso de que fuera necesario, según un comunicado del portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman.

Masivas marchas en las ciudades de Chicago, Houston, Orlando, Atlanta y Milwakee. La Policía utilizó gases lacrimógenos contra las multitudes. Según la CNN, un total de 26 estados, más de la mitad del total del país, han movilizado a la Guardia Nacional.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS