CASA ROSADA

Alianza estratégica, Macri busca la conexión de Argentina con el talento de España

Caminata en Buenos Aires, lo primero de Rajoy en Buenos Aires a las 13:30 (hora peninsular). (Foto: LMG)
Caminata en Buenos Aires, lo primero de Rajoy en Buenos Aires a las 13:30 (hora peninsular). (Foto: LMG)
De lo peor a lo mejor. Cierre a la etapa de la convulsión en torno a Repsol y apoyo al profundo cambio en toda la región. Ocho CEOs importantes en las conversaciones de la Casa Rosada.
Los detalles son importantes. 2012 fue el momento crítico. La presión de la prima de riesgo estaba enviando señales de profunda alerta. En el momento de debilidad, Cristina Fernández de Kirchner (CFK) lanzó su asalto y desafío a Repsol. Mariano Rajoy encajó y sufrió la humillación.

Del escenario de lo peor se pasó a un marco de cambio radical en Argentina afianzado en 2015 con la derrota de Daniel Scioli y la culminación de lo que fue la apuesta de Propuesta Republicana (PRO), el partido formado por Mauricio Macri cuando dejó la dirección del Boca Juniors, pasando definitivamente del fútbol a la política.

El marco político y económico de este viaje es trascendente. Sin ser primera potencia inversora, empresas españolas están presentes en sectores estratégicos como telecomunicaciones, energía, sistema financiero, seguridad, tecnología, y autopistas.

No existe ningún conflicto ni encontronazo bilateral. El presidente del Gobierno quiso viajar a Buenos Aires con el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, subrayando así el peso que le quiere dar a las conversaciones.

Mariano Rajoy conoce a fondo los entresijos de la política argentina y sigue con atención los datos económicos: crecimiento pero con alta inflación, pobreza en descenso pero con cotas altas aún (27%), y una recuperación lenta con altos precios lo que afecta al consumo.

En este viaje, una gran atención a Venezuela y Brasil. Para Argentina (y también para España) es una situación crítica con la carga emocional de la prisión para Luiz Inácio Lula da Silva. Se han abierto incógnitas que cambian todos los datos de las próximas elecciones.

Todo el apoyo de España al ingreso de Argentina en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), y al acuerdo de la Unión Europea con Mercosur (Mercado Común del Sur), una cuestión esta última que tiene la dificultad de superar el recelo de Francia. Han tenido que pasar once años, desde la visita de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, para que un presidente del Gobierno de España regrese a Buenos Aires.



De forma oficial se confirmaron las conversaciones que mantendrá a solas Mauricio Macri con ocho de los líderes empresariales que figuran en la expedición empresarial que acompaña a Mariano Rajoy.

Son José Aljaro (CEO Abertis), Fernando Abril-Martorell (Indra), Antonio Huertas (Mapfre), Gonzalo Juan Gómez-Zamalloa (presidente de Dycasa), José María López Piñol (CEO de Urbaser), Sergio Aranda (director general para América Latina de Gas Natural Fenosa), Josu Esnaola (director general internacional de Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles) y Pablo de Carvajal (secretario general de Telefónica).

Comparte esta noticia

COMENTARIOS