TENSIÓN EN SEVILLA

Albert Rivera se planta ante la presión de Vox sobre Ciudadanos

Albert Rivera e Inés Arrimadas en la reunión de la ejecutiva nacional del partido. (Foto: Ciudadanos)
Albert Rivera e Inés Arrimadas en la reunión de la ejecutiva nacional del partido. (Foto: Ciudadanos)
El miércoles 16 de enero es la primera votación en el Parlamento de Andalucía. Atención a que Vox, la extrema derecha, puede frustrar el cambio político. Albert Rivera contestó a Santiago Abascal.
El miércoles 16 de enero es la primera votación en el Parlamento de Andalucía. Se requiere una mayoría absoluta de 55 votos. Si no hay consenso, 48 horas después se celebra la segunda votación, en la que se requiere solo mayoría simple. Si en esta tampoco hay candidato elegido, comienzan a contar los dos meses para volver a presentar un nuevo candidato. Si nadie logra el apoyo de la Cámara en el segundo intento, nuevas elecciones en Andalucía.



Hay cuatro posibles escenarios:

1. Juan Manuel Moreno (PP), presidente, apoyado en la investidura por Ciudadanos y Vox. Se ha negociado un pacto entre Partido Popular y Ciudadanos para un Gobierno de coalición. Necesita el apoyo de Vox. Fórmula PP + Ciudadanos + Vox.

2. Juan Marín (Ciudadanos), presidente, apoyado por Partido Popular y con la abstención del Partido Socialista. La hipótesis de un giro del PSOE para facilitar la alternancia y evitar nuevas elecciones. Fórmula: Ciudadanos + Partido Popular + Partido Socialista (abstención).

3. Susana Díaz (PSOE), presidenta, apoyada por Adelante Andalucía con la abstención de Ciudadanos. Este escenario tendría el peligro de destrucción de Ciudadanos en Andalucía y gravísimo daño en el resto de España. Fórmula: PSOE + Adelante Andalucía + Ciudadanos (abstención).

4. Juan Marín (Ciudadanos), presidente, apoyado por el Partido Socialista con la abstención de Adelante Andalucía. Fórmula: Ciudadanos + Partido Socialista + Adelante Andalucía (abstención).



¿Postureo de Vox, órdago peligroso o voladura del primer pacto que llevó a Marta Bosquet a la Presidencia de la Mesa y el Parlamento. En Sevilla todo puede pasar. Se asiste al último acto del nacimiento de Vox y a la entrada de la extrema derecha en una Cámara. Pero si Vox vuela todo, podría ser el comienzo de su declive en gran paralelismo con la evolución de Podemos, la extrema izquierda.

"Luchar contra la violencia machista con recursos y medidas para que nadie abuse de una mujer no es una opción, es una obligación para todos. Firmamos el pacto de Estado y lo aplicaremos en Andalucía y en todas las CCAA que gobernemos. La libertad y la igualdad no se negocian", el tuit de Albert Rivera.

Fue la respuesta de Ciudadanos a Vox. La extrema derecha anunció horas antes que no apoyará la formación del nuevo Gobierno de Andalucía si no eliminan el apoyo presupuestario para luchar contra la violencia de género.

Un escenario de crisis. Juan Manuel Moreno Bonilla y Juan Marín, futuro presidente (Partido Popular, derecha) y vicepresidente (Ciudadanos, centro liberal) diseñan con sus equipos el nuevo Gobierno. Pero necesitan el apoyo de Vox (extrema derecha) para pasar de 47 a la frontera de los 55 escaños. Vox atesora 12 escaños.

Vox se ha pronunciado primero contra lo que califica como "la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales". Posteriormente, al ver la firmeza de Ciudadanos y Partido Popular, el líder de Vox, Francisco Serrano, escribió en Twitter que nunca "van a pedir que acaben las ayudas a mujeres maltratadas". "Lo que pedimos es que las ayudas lleguen a todas las personas que sufren violencia en el ámbito familiar", insistió.

Atención a este primer episodio de matonismo político de Vox. Si no apoyan el cambio político, y adoptan una actitid constructiva en la nueva legislatura, abrirán ellos mismos los ojos a sus votantes de un voto traicionado y literalmente tirado a la basura.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS