POLÍTICAS RADICALES

Alarma de CEOE ante la gravedad de adoptar una contrarreforma laboral

Antonio Garamendi en el encuentro con la Junta Directiva de la Confederación Empresarial de Vizcaya (Foto: @CEBEK)
Antonio Garamendi en el encuentro con la Junta Directiva de la Confederación Empresarial de Vizcaya (Foto: @CEBEK)
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, se pronunció sobre el supuesto preacuerdo entre Comisiones Obreras -el sindicato que anunció este pacto-, UGT y el Gobierno para derogar partes de la reforma laboral.
Para analistas son indudables los logros de la reforma laboral del 2012, en la etapa del Gobierno del Partido Popular. Alarma por tanto en la CEOE -Confederación Española de Organizaciones Empresariales- ante la decisión de Pedro Sánchez de radicalizar sus políticas en el ámito laboral.

Las patronales CEOE-Cepyme han mostrado su "sorpresa, indignación y preocupación" ante el anuncio realizado por Comisiones Obreras sobre la existencia de un preacuerdo entre el Gobierno y los sindicatos para acometer una contrarreforma laboral que anula los aspectos nucleares de la reforma de 2012.

Según un comunicado de estas patronales, este anuncio de preacuerdo supone "la ruptura unilateral del diálogo social por parte del Gobierno y sindicatos". Los empresarios critican que no se les haya informado previamente de este acuerdo bilateral y que lo hayan conocido a través de los medios de comunicación.

CEOE y Cepyme avisan que las medidas supuestamente acordadas fuera del diálogo social "ponen en peligro el crecimiento y el empleo en España. Recuerdan que el empresariado español ha apostado por el diálogo social durante los últimos 40 años, lo que, en su opinión, ha servido para "conseguir la paz social, el crecimiento económico y la generación de empleo".

El presidente de la CEOEAntonio Garamendi, ha afirmado que el preacuerdo alcanzado entre UGT, Comisiones Obreras y el Gobierno de Pedro Sánchez para derogar aspectos centrales de la reforma laboral, que permitan restablecer la ultraactividad de los convenios colectivos y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, "atenta contra el diálogo social". Además, ha apuntado, en alusión al Gobierno, que "el árbitro sale al campo de la mano del equipo contrario".

Antonio Garamendi aseguró en Bilbao que se sorprendieron de la noticia del preacuerdo porque se enteraron por la prensa y ha afirmado que, "si es cierto, atenta contra la propia negociación y el propio diálogo social".

"Lo que realmente planteamos es que, si realmente eso es así, que legisle el Gobierno, pero no tiene mucho sentido que a eso se le llame diálogo social. Eso no es diálogo social, eso es un acuerdo bipartito entre los sindicatos y el Gobierno", afirmó.

El jueves, Comisiones Obreras anunció en una conferencia de prensa un preacuerdo con el Ministerio de Trabajo para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral. El pacto deja al margen a la patronal, a quien animan a incorporarse al acuerdo o, de lo contrario, amenazan con movilizaciones si no se ha aprobado antes de que termine el mes de enero.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS