CONSTERNACIÓN

Alan García se suicidó al ser detenido en la trama de Odebrecht

Una gran conmoción en Lima en el suicidio de Alan García. (Foto: ElEspectador)
Una gran conmoción en Lima en el suicidio de Alan García. (Foto: ElEspectador)
Consternación en Lima. El expresidente Alan García falleció tras pegarse un tiro cuando iba a ser detenido. Estaba en el centro de la investigación por la trama de sobornos de la constructora Odebrecht.
Sacudida política en Perú y gran consternación en Lima en el suicidio de Alan García. El expresidente falleció tras ser ingresado en "estado crítico". Se pegó un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la Policía en el marco de las investigaciones de la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.



"Consternado por el fallecimiento del expresidente Alan García. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos",  el mensaje del presidente Martín Vizcarra tras fallecer Alan García en el hospital Casimiro Ulloa en el distrito de Miraflores.

Alan García estuvo al frente de la nación en dos mandatos,  de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011. La trama Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción que protagonizado el mayor escándalo de corrupción de la historia de América Latina, sacudió su gestión al igual que sucedió con los  expresidentes Pedro Pablo Kuczynski (PPK), Ollanta Humala y Alejandro Toledo.



El ministro del Interior, Carlos Morán, informó que "previa identificación", los agentes y el fiscal Henry Amenábar accedieron al inmueble y comunicaron al expresidente que se encontraba en la escalera del segundo piso— "la ejecución de esta medida judicial".

En ese momento, Alan García dijo que iba a hacer una llamada telefónica a su abogado. Fue a su habitación y cerró la puerta. "A los pocos minutos se escuchó un disparo. La policía forzó la puerta, encontró al señor García con una herida en la cabeza y le trasladó al hospital", dijo el ministro. "La intervención de la policía se ha apegado a protocolos establecidos y apoyado en una diligencia judicial dictada por un juez en un caso emblemático como Lava Jato", subrayó en su declaración.



La orden de detención implicaba también a sus colaboradores más directos de su segundo mandato, Enrique Cornejo, ex ministro de Transportes; el ex secretario de la Presidencia y ministro de la Producción, Luis Nava; y Miguel Atala Herrera, ex vicepresidente de la compañía estatal Petro Perú.

El equipo especial de la fiscalía del caso Lava Jato investigaba al ex presidente del Partido Aprista desde el mes de  noviembre. Un juez dictó la orden de que no abandonara el país. El Ex presidente pidió asilo en Uruguay, refugiándose en la casa del embajador en Lima. El Gobierno de Tabaré Vásquez rechazó la solicitud.

Una fuerte conmoción en Lima. Ricardo Pinedo, secretario personal del ex presidente, confirmó su muerte delante del hospital Casimiro Ulloa. “Compañeros, ha fallecido Alan García. ¡Viva el Apra!”, fue su mensaje.

El congresista aprista Mauricio Mulder calificó como “un acto de honor” la decisión de Alan García de quitarse la vida frente a lo que llamó “un persecución fascista” y “enfermiza” de parte de un sector del Ministerio Público y de sus enemigos políticos.

"Han buscado el escarnio, los insultos, la agresión permanente contra Alan García, el ex presidente ha tomado la decisión de un hombre libre, la decisión que ha tomado es de dignidad y de honor, no permitiendo, quien ha sido ungido dos veces presidentes de la República, ser humillado y vejado”, subrayó.

Mauricio Mulder dijo que el Partido Aprista sabe del “sacrificio y gesta de unidad” que ha hecho el ex presidente.
Alan García ha dado su contribución de sangre para que el Perú sea un país democrática y no un país dominado por el apetito de los enemigos”, enfatizó en su mensaje.

Por su parte la ministra de Salud, Zulema Tomas, confirmó que el ex presidente sufrió tres infartos al ser intervenido en el hospital para salvarle la vida.  El ex presidente ingresó en una "situación muy crítica y muy grave".


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS