EL QUE MEJOR NOS DEFIENDA

El abogado de accidentes, una especialidad desconocida

Es básico contar con un buen abogado de accidentes. (Foto: Pixabay)
Es básico contar con un buen abogado de accidentes. (Foto: Pixabay)
Si hay una especialidad entre los abogados que es desconocida es la de los abogados de accidentes, sean éstos de tráfico, laborales o de otra índole.
Si hay una especialidad entre los abogados que es desconocida es la de los abogados de accidentes, sean éstos de tráfico, laborales o de otra índole. La mayor parte de las personas y empresas los suelen confundir a menudo con los peritos de las compañías, y nada tienen que ver. Es más, contar con un buen abogado de accidentes suele cambiar totalmente la resolución final de un siniestro, sin ir ni siquiera a juicio.
 
Es por ello que hay muchos abogados que ni siquiera trabajan para ningún despacho en concreto, y que están especializados, casi exclusivamente, en el trabajo de resolución de conflictos en siniestralidad de accidentes. Una especialidad muy concreta que escapa a las habituales en las que reconocemos a los abogado, pues hay que conocer extrajudicialmente cómo funcionan las compañías y los estrictos plazos y procedimientos que tienen antes de llegar a juicio, que normalmente tienden a evitar.
 
Actualmente existe una gran cantidad de abogados que gestionan reclamaciones de indemnizaciones por accidentes de tráfico, tramitando las indemnizaciones que se puedan producir, a veces con comisiones elevadísimas, por lo que hay que saber distinguir y ponerse en manos de los adecuados.
 
La importancia de un abogado especialista en accidentes de tráfico vino muy transformada a partir de la entrada en vigor en enero del año 2016, de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, que reformaba el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico, acogidas a un cálculo de indemnizaciones.

Además de las valoraciones de las lesiones, temporales y permanentes, los cambios procesales y los requisitos para el ejercicio de las acciones de reclamación, aconsejan un abogado que conozca la norma en profundidad y en todos sus detalles y no es aconsejable acudir, en éstos casos, a cualquier abogado.
 
Es preciso, por ello, que un abogado especialista puede aportarnos un valor añadido y que domine el mercado, conozca el funcionamiento y nos proporcione cierta seguridad.
 
La principal diferencia entre un abogado no especializado y uno convencional, que también nos ayudará sin duda, es que los bufetes de abogados especializados en accidentes de tráfico no se dedican a “llevar casos” simplemente, sino que van a examinar cada caso de manera totalmente independiente. Por ese motivo no ofrecen resoluciones rápidas, sino enfocadas al éxito del cliente, de su recuperación, y de la obtención de las indemnizaciones que, de otra manera, pueden volatilizarse en los procedimientos judiciales.
 
En definitiva, el trabajo de un abogado especializado en accidentes se basa en valorar los diversos tipos de daños provocados y determinar la manera en la que afectan realmente al lesionado.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS