Abante y Eatable Adventures crean el primer fondo foodtech en España

El primer fondo de inversión para impulsar startups foodtech españolas. (Foto: Freepik)
El primer fondo de inversión para impulsar startups foodtech españolas. (Foto: Freepik)
La aceleración de empresas en el sector agroalimentario vinculadas a la tecnología es prioridad para ajustarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030.
Eatable Adventures se especializa en la construcción de un ecosistema sólido para el emprendimiento en foodtech, mediante el apoyo a la innovación de startups. Desde hace 6 años opera en cuatro continentes.

Creó un programa de aceleración para España, SpainFoodTech –junto con el Instituto de Comercio Exterior (ICE) y el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA)– con el que quiere incorporar a su portafolio startups relevantes del sector.

Los socios fundadores de Eatable Adventures son Mila Valcárcel, emprendedora en serie y experta en corporate venturing e innovación abierta; José Luis Cabañero, experto ingeniero en nuevas tecnologías, y José de Isasa, experto en estrategias digitales y marketing.

Al equipo se incorporó Gonzalo Ramírez Martiarena, CEO y fundador de Swiss Pampa; fue CEO Global de una de las principales empresas a nivel mundial para la industrialización y comercialización de productos agrícolas, Louis Dreyfus Company.

Por otra parte, se asoció con Abante, un grupo financiero de asesoramiento de gran trayectoria, para lanzar el primer fondo de capital riesgo, el Eatable Evolution Fund FCR I, con 50 millones de euros de capital de inversión en startups de foodtech en fase semilla y series A.

En estos momentos, el fondo está a la espera de su aprobación por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Cuál es el plan concreto

El vehículo de inversión se enfocará en startups con una base tecnológica sólida, que innoven en el sector alimentario, cuyos objetivos sean una mayor eficiencia y un menor consumo de recursos.

Esto, con el fin de alinearse con los ODS de la ONU fijados para 2030, y garantizar un “sistema alimentario más sostenible para las futuras generaciones”.

Eatable Adventures ya incorpora diversas startups del sector, ubicadas en diferentes puntos de la cadena alimentaria, desde investigación y creación de carnes artificiales hasta software para restauración.

Además del dinero para la aceleración del negocio, establece también un completo asesoramiento para las empresas seleccionadas, que les permitirá desarrollarse integralmente en sus modelos de negocio.

Las startups en el ojo del huracán

Eatable Adventures realizó el año pasado una investigación, El estado del foodtech en España 2020, en el que detectó que más del 60 % de las startups del país en este sector tienen menos de 3 años, y utilizan sobre todo tecnología deeptech.

En este estudio señala que es necesaria la inversión para que tales empresas puedan crecer, pero también hace falta el apoyo de la industria alimentaria, de ayudas públicas y de universidades, con el fin de atraer inversores mundiales.

Ya tiene en su portafolio algunas startups nacionales. Son los casos de Cocuus y sus chuletones bioimpresos; Moa, que genera proteína a partir de la fermentación de residuos de la industria alimentaria; Innomy, que desarrolla mímicos cárnicos basados en micelio fúngico, o Smileat, que desarrolla comida infantil sin añadidos y 100 % ecológicos.

Pero también hay otras muy interesantes, como Heura Foods, que reproduce el sabor y la textura del pollo o la ternera a partir de habas de soja. Biotech Foods, la primera empresa española en producir carne cultivada, o Cubiq Foods, que desarrolla grasas cultivadas in vitro para producir alimentos, entre otras.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS