MAYOR CRISIS DESDE 2019

360.105 empleos destruidos y el paro sube en en 724.532 personas en 2020

Un efecto demoledor de la pandemia. (Foto: La Sexta)
Un efecto demoledor de la pandemia. (Foto: La Sexta)
El paro sube en 724.532 personas en 2020, su mayor repunte desde 2009. El año 2020 cerró con 360.105 empleos destruidos. A cierre del ejercicio hay 3.888.137 parados y 755.000 personas en ERTE.
El año 2020 cierra con 360.105 empleos destruidos y 724.532 parados más por la pandemia del coronavirus, la enfermedad de la COVID-19. Diciembre registró un aumento del paro de 36.825 personas frente a noviembre, con 26.432 afiliados más. A cierre del ejercicio hay 3.888.137 parados y 755.000 personas en ERTE.

Son datos demoledores del paro al cerrar diciembre. El desempleo sube en España en 36.825 personas y 2020 se despidió con 3.888.137 parados.

Se cierra el peor año para el empleo desde la anterior crisis, en 2009, a causa de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID. El paro subió en 724.532 personas en 2020 y a estas personas hay que sumar las que se encuentran en un ERTE, que son 755.000 trabajadores.

El año 2020, marcado por la crisis de la COVID durante nueve de sus doce meses, rompió con siete años consecutivos de descensos del paro registrado al sumar en el conjunto del ejercicio 724.532 desempleados, su mayor repunte anual desde 2009, en plena crisis financiera.

Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.888.137 desempleados, después de registrar en el último mes de 2019 un aumento en el mes de diciembre de 36.825 desempleados, también su peor dato en un mes de diciembre desde 2009, cuando subió en 54.657 parados, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La subida del paro en 2020, motivada por la crisis del coronavirus, ha roto con siete años de bajadas del desempleo y el peor dato que se registra desde 2009, cuando el desempleo se incrementó en casi 800.000 personas. Ni la campaña de Navidad logró salvar el último mes del año pasado.

Eso sí, Trabajo destacó que el aumento del paro en el último trimestre de 2020 fue casi siete veces menor que en la primera ola de la pandemia.

Estos datos no incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, unos 755.000 trabajadores, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Entre abril y noviembre de 2020, la factura de los ERTE alcanzó los 14.173 millones de euros. Un total de 8.078.758 personas percibieron prestaciones por desempleo en algún momento de 2020, situándose el máximo mensual en mayo, con casi 6 millones de beneficiarios de alguna prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La pandemia de la COVID-19 ha roto seis años consecutivos de crecimiento del empleo, con una pérdida de 360.105 afiliados medios a la Seguridad Social que deja el saldo total de ocupados en 2020 en 19.048.433 personas, el 1,86 % menos que un año antes y la primera caída anual desde 2013.

Solo en diciembre la Seguridad Social sumó 26.432 afiliados medios, el menor aumento para un mes de diciembre en ocho años, en tanto que el paro registrado creció en 36.825 personas, la primera subida para este mes desde 2011.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS